Consejos para mejorar la salud buco dental en 2018

Consejos para mejorar la salud bucodental en 2018

Se acerca fin año y empezamos a pensar en los buenos propósitos para el año 2018. Entre esos buenos propósitos es importante acordarnos de nuestra salud bucodental y adoptar hábitos saludables.

A continuación veremos algunos consejos sencillos de llevar a cabo, para que el próximo año podamos lucir una sonrisa más atractiva, y además evitarnos las molestias de las caries y otros problemas en nuestra dentadura.

  • El cepillado

Durante todo el día acumulamos bacterias entre nuestras piezas dentales, lo recomendable es cepillarse 3 veces al día y así prevenir la caries y enfermedades que afectan a la encía.

El cepillo debe ser de una dureza media, en general, para evitar el efecto de retracción en las encías. Puede ser eléctrico o manual, lo más adecuado es combinar la técnica del cepillado con la del hilo dental, realizando movimientos cortos y de forma suave, incidiendo en la línea de la encía, los dientes posteriores de acceso más difícil y el área que rodea a reparaciones dentales.

Si en algún momento no es posible el cepillado, al menos hay que enjuagarse la boca con agua varias veces, hasta conseguir eliminar por completo los restos de comida.

  • Cambios en el cepillo de dientes

Entre los buenos hábitos esta el  cambio de cepillo de dientes al menos cada tres meses. Un uso mayor ocasionará que nuestro cepillo ya no cumpla correctamente su función sobre la placa dental.

  • ¿Muerdes tus uñas?

No solo se trata del mal efecto visual que ocasiona para otras personas y la imagen de las uñas mordidas. Este mal hábito se denomina onicofagia, y puede ocasionar diferentes lesiones en los labios, herpes, además de afectar a la superficie de los dientes incisivos.

  • Una dieta saludable

La alimentación sana va a repercutir directamente en nuestra salud buco dental. La comida rápida tipo “fast food”, la bollería industrial y los refrescos azucarados aumenta el riesgo de provocar caries.

  • La importancia de las revisiones

Es importante visitar al odontólogo cada seis meses para revisiones. El hecho de que no haya dolor o molestias, no quiere decir que no tengamos problemas en nuestros dientes que haya que solucionar, y cuanto antes se ponga solución y tratamiento, mucho mejor.

La limpieza dental o profilaxis es recomendable realizarla cada seis meses, entre otras cosas porque la limpieza dental diaria no puede eliminar toda la placa.

  • El flúor, imprescindible

Para cuidar bien nuestros dientes cada día, hay que utilizar un producto que tenga flúor. En el caso de no optar por una pasta dental con flúor, también está la opción de enjuagues bucales, aplicados una vez al día en la noche.

  • La mala mordida

La mala mordida o el tener dientes mal alineados o descolocados, exige una solución dental. No se trata únicamente de una cuestión de estética, sino que la mala mordida puede causar incluso problemas musculares.

En la actualidad hay muchas soluciones y técnicas de ortodoncia, para la comodidad en los tratamientos y una buena estética. Además, hay que recordar que unos dientes bien colocados favorecen su limpieza, e incluso se ensucian menos.

  • Reposición de piezas

Aunque se pueda tener pereza para ello, reponer las piezas dentales perdidas permite disponer de una boca sana a largo plazo. Entre las ventajas que supone la reposición está el no sobrecargar el resto de dientes, y evitar el movimiento en los que quedan. Hay muchas opciones en la actualidad, y entre ellas hay que destacar los implantes.

  • Conclusión

Una boca que no está sana afecta a toda nuestra salud, no solo física sino también mental, pues nuestra autoestima puede verse afectada. Para el próximo año 2018, es muy importante adoptar buenos hábitos de salud bucodental.